sábado, 4 de julio de 2009

Mi querido Verde. (Reeditado)


Eso me enseñaron desde siempre, el “verde que te quiero verde” lorquiano.



Que el barco estaba sobre la mar.

Y el caballo en la montaña.

Y nunca al revés.

Exceptuando los auténticos diminutivos diminutos de mar.

El verde es un color que inspira licencias, paso libre en positivo.

Lo cierto es que este color suele estar ligado a loables posturas ecológicas.

Que por algo los Teletubbies brincaban felices por los más idílicos montes verdes.

Y por eso Popeye daba ejemplo a los niños atiborrándose de verdes espinacas.

Aunque también guardamos en la memoria recuerdos un tanto viscosos, ¿o más de uno no lo vimos entre los dedos con las manos en la cara?

Este también daba miedo cuando se mosqueaba y hacía su particular striptease.

Gracias que luego se suavizó con el gigante verde de las verduras.

Que todo depende del cristal con que se mire… eh viejo verde.

Siempre pensando en lo mismo.

En el pecado de la manzana, que aunque roja siempre aparece un gusano, y verde tenía que ser.

Y una manzana verde ya se sabe lo altamente contaminante que puede llegar a ser.

Porque mira esta la que ha liado.

Aquí pega Manzanita, que no todo es Camarón.



Y es que hay gente para todo, para los que queman el verde, esperanzados en su magia.

Los que se lo fuman directamente.

Los que se lo beben.

Y los que se lo beben de otra forma.

Hasta volverse verdes de envidia.

Que mira que es mala la envidia.

Volvamos al milagro del verde.

A ese verde que es capaz de nacer y crecer en nuestras manos.

Sin dejar de regarlos con la regadera de la esperanza.

Para que se vuelva frondoso con fuertes raíces.

Todo es cuestión de dejarnos ilusionar, a pesar de hacernos los tontos.

Tontos como estos floripondios.

Cuando la realidad es otra: una flecha verde caprichosa que sube y sube.

Hasta criar alas para llevarse lo que escasea.

Y se lo lleva volando mientras nosotros seguimos con el agua más arriba del cuello.

Ay verde, verde… te seguiré queriendo, aunque ahora te usen para reírse de todos nosotros.

REEDICIÓN 17-07-2009

Pues no sabía yo que ciertos publicistas visitaban este blog para coger ideas.


12 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Jajaja, vaya trabajazo.

A mi me encanta el verde y si está en San NIcolas del Puerto pues ya tremendo.

BEsos

El Ratón Tintero dijo...

No creas Juan, es más fácil de lo que puede parecer; buscaba algo para ilustrar sobre los ahora famosos “brotes verdes” en economía, y una cosa trae la otra…
Le estoy cogiendo el gusto a esto que he bautizado como: “Visual-post”, así que habrá más ;-)

(!) hombre perplejo dijo...

Ingenioso esto de los "Visual-post". Se ingiere rápido y se digiere a gusto del consumidor. Me gusta !)

El Ratón Tintero dijo...

Me alegra que te guste, Sr. Perplejo.
¿Se demuestra con esto que una imagen vale más que mil palabras?
Bueno... en este caso una no, unas pocas más bien; pero de todas formas me cuesta creerlo porque sigo siendo una enamorada del lenguaje.

retje_robar dijo...

Yo siempre digo: "piensa en verde" cuando alguien se agobia un poco, o un mucho.
Lo mio era muy conciso, muy evidente, vamos, lo único.
¿Qué va a ser de mi ahora cuando diga "piensa en verde"? Voy a tener que cambiar de color. a ver como suena:
Piensa en violeta? - No, no mola.
Piensa en fucsia - Si. Mola. Me lo quedó, y no se te ocurra hacerme lo mismo con el fucsia, que ya sabes que solo distingo 16 colores, y como me los termines,....

El Ratón Tintero dijo...

Retjecito, desconozco tus tendencias, y las respeto de antemano; faltaría más… pero niño, tanto el violeta como el fucsia… ¿no son colores pelín plumero? jejeje
Creo que será mejor que sigas bebiendo Heineken :-D

JL Martínez Hens dijo...

VERDE QUIERO VER A TODO EL MUNDO

El Ratón Tintero dijo...

Como los buenos, Jose Luís ;-)

Deprisa dijo...

Jó, vaya curre. y luego apra que te plagien las ideas xDDDD

El Ratón Tintero dijo...

Pues te aseguro que se hace deprisa deprisa :-P

marc dijo...

El viejo verde es el mejor.. :) Felicidades por el blog también! Estaré al caso ahora!!! Un abrazo!!!

El Ratón Tintero dijo...

Me alegra verte por aquí, Marc. Sólo espero que se repita ;-)