sábado, 3 de enero de 2009

Bye bye Mr. Paper

Con un sólo toque de click abrió la carta en pantalla desde la bandeja de entrada. La ocupaba al completo, así que no tuvo que tirar de ella hacia abajo con la barra lateral. Detalle de agradecer, porque la mano derecha le temblaba demasiado en esos momentos, incluso para tan rutinario movimiento.

Necesitó varias lecturas, todas por culpa de la áspera incredulidad, esa que raspa el entendimiento en un acto reflejo hiriente.
Comprobaba remitente, fecha y hora, escudriñaba entre las líneas mecanografiadas algún sentido, buscaba respuestas a las olas de preguntas que salían por los pliegues de la nuez blanca… todo gratuito sobre gratuito.


En esos momentos deseó tener esa carta en papel, para arrugarlo hasta hacerlo una bola y lanzarla lejos, o para partirlo en cien trocitos y lanzarlos al aire como nieve helada. Pero se tuvo que conformar con clickear en “eliminar” para sumar un número más a la carpeta de “Correos suprimidos”.


Los avances tecnológicos, con toda su virtualidad, no habían conseguido reproducir el poder canalizar ciertos sentimientos. La magia no siempre funciona.



Hoy me ha impactado la noticia que el BOE ha debido tomar mucho "Red Bull" estas fiestas, porque le han salido alas y deja de imprimirse para pasar a ser sólo digital.

Ya teníamos papeleo tan serio como los presupuestos del estado en un pendrive, y no menos serio –al menos para mí- como que las cartas se han sustituido por los mails, que los sellos de correos aumentan su valor filatélico, que las fotos en papel con sus preciosos álbumes cambian por otros soportes menos tangibles, o que de aquí a poco desaparecerán los amarillos post-it por avisos en el móvil, que los billetes de transporte volaran con ellos, y que las entradas de espectáculos no quieren ser menos y van por el mismo camino… La lista es larga, mejor la dejamos aquí para no arrancar a llorar.

Los motivos ecológicos, así como de espacio y practicidad son fuertes. Pero creo que con un consumo responsable y un eficaz sistema de reciclado se podrían evitar algunas pérdidas irreparables. Y ahora no hablo de pérdidas de árboles, sino de algo tan penoso como las desaparecidas cartas, o de algo tan lamentable a la vista como son los libros.

Porque yo al menos, aún necesito su tacto, su olor, su marca páginas, subrayarlo con lápiz, escribir en sus márgenes, y hasta tener que humedecerme un dedo para pasar sus hojas. Sin duda es insustituible el placer de cerrar un libro y abrazarlo saboreando ese “paseo”, después de un rato de lectura.
Eso sí que es magia virtual.


11 comentarios:

(!) hombre perplejo dijo...

Hace tiempo me dio por bajarme de Internet todo tipo de libros: narrativa, ensayo, poesía, cómic, guiones... No he leido ni uno. Todos quedaron almacenados en una carpeta de mi disco duro, pero es como si no existieran.

A veces sólo necesito echar un vistazo a las estanterías y ver los lomos de los libros (en papel) que sí he leído, y tocado, y subrayado; llenos de recuerdos y anotaciones; sus texturas, sus olores... Lo has descrito muy bien.

¿Por qué nos roban el papel a los que padecemos tanto frente a ellos cuando están en blanco para llenarlos de palabras, historias e ideas?

Luz de Gas dijo...

Eso no se perderá nunca, pero en el caso del BOE de tanto papel me parece más que acertada la decisión, acelerará la busqueda en el documento por temas y estará accesible a quien quiera consultarlo inmediatamente.

Los libros y el papel siempre estarán ahí, eso no desaparecerá jamás siempre que uno quiera.

Besos

El Ratón Tintero dijo...

(!): Yo sí he intentado leer algún libro en pantalla, pero no he sido capaz de terminarlo.
También creo que el hecho de comprar y acumular libros en las estanterías puede llegar a ser algo enfermizo. En la última feria del libro llamó mi atención un señor muy mayor que tiraba de un carrito de los de ir a comprar al mercado. Con gestos muy rápidos para su edad, cogía libros y más libros casi son mirarlos y los metía en el carrito, los pagaba y pasaba al siguiente expositor haciendo lo mismo.

Luz: No sé yo… hay ciertas cosas que piensa uno en un buen hacker informático y madre mía la que puede liar!!! ¿te imaginas las interminables listas de aprobados en unas oposiciones? ¿quién va a comprobar eso?
En cambio las librerías están llenas de libros malos de castigo, cuya única finalidad era justificar unos presupuestos, unas subvenciones, un blanqueo privado o público; mientras la calidad del libro era lo menos importante.

nico dijo...

para mi uno de los grandes placeres es abrir un libro y olerlo... no se si sera mi vena fetichista pero me encanta...

Aunque realmente me pregunto si de verdad le queda mucho tiempo al papel... los periodicos digitales ganan más y más adeptos, y los libros digitales (e-books) empiezan a tomar posiciones...

La tendencia es a desaparecer... pero no se como sera el proceso...

Besos tokiotas
y Feliz Año Nuevo...

TE deseo lo mejor para 2009, un año lleno de felicidad y alegria para ti y los tuyos

Nico

Maestro de las Tres Mil dijo...

¿Y lo bien que huele una clase llena de niños? Huele a virutas de lápiz, a goma de borrar... Eso no lo puede sustituir la técnica. Pero, oye, Ratona, si nos ahorramos los tochos del BOE, del BOJa y demás publicaciones leguleyas, algún árbol lo agradecerá.
Por cierto, yo sí he descargado muchos libros para la PDA e incluso para el móvil y en momentos de desesperación están ahí, a mano, aunque carentes de olor.

El Ratón Tintero dijo...

Nico: ves tú!!! Los periódicos digitales sí los veo muy bien, porque tan efímera es una hoja de papel de periódico como una web, y encima nos podíamos ahorrar muchas talas.
Feliz año para ti también, aunque ya veo lo feliz que andas por el otro lado de la bola, que no me pierdo ninguno de tus videos ;-)

Maestro: mira que eres maestro eh!!! Ahí se demuestra mi falta de vocación, porque nunca me gustó ese olor a humanidad enana :-D

(!) hombre perplejo dijo...

Ratona, me pillaste. El tipo del carrito era yo. Feliz Libro Nuevo 2009 !)

El Ratón Tintero dijo...

(!): No cuela hombre perplejo, que tú no eres tan mayor ni tan compulsivo :-)
Tú eras el de las entradas de cine transparentándose por el bolsillo de la camisa, y yo me dije: “Fijo que el despistado este se gana una bronca cuando termine el programa de la lavadora” :-P

Clip dijo...

Cuanta razón tienes pero ya te vale suprimir mis E-mails...

jejeje

besos tintera !!

我爱斗地主 dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!

nylon fishing net dijo...

You these things, I have read twice, for me, this is a relatively rare phenomenon!
fishing net