lunes, 18 de mayo de 2009

Soltando lastre.


Años sin usar reloj.
Muchos más sin oro, apenas plata y mucha hojalata.
Tratando que esos años no pesen y que sus goteras no calen; intento inútil de impermeabilidad.
Sin mirar el contenido de la cartera, de la pequeña libreta con números, y de sus cartas directas a la basura sin abrir.
Día y noche deshaciendo nudos, líos, lazos, vínculos, ataduras... cortando amarras, rasgando unas velas, levando otras… desdén continuo de ese tesoro pirata que llaman amistad.

Y la imagen sigue ahí, en los límites que le marca el espejo. No naufraga en el hueco del lavabo, pero tampoco se eleva hacia el techo del baño.
Deben quedar más lastres por soltar.


3 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Es que si no hubiera lastre estarías revoloteando to el santo día niña

Besos

retje_robar dijo...

Eso los vascos lo tenemos controlado: atamos piera en cabesa y listo!

Que bien que has vuelto Ratona, pero es que siempre soy el último en enterarme de tó, que desastre de persona.

El Ratón Tintero dijo...

Juan, ya desde pequeña me decían que tenía “muchos pajaritos” :-D

Retjecito, vasco tenías que ser :-)
Y no sufras, que me encantan los tipos despistados ;-)