domingo, 13 de abril de 2008

Hiperbreve: La cruda realidad.

A Don Hipotético le costaba conciliar el sueño todas las noches. Mientras hay quien cuenta ovejitas, o toma pastillitas, él tenía la costumbre de fantasear hasta que Morfeo se lo llevaba en brazos.

“Y si me hubiera animado a realizar aquel viaje…”
“Y si me hubiera tocado aquella lotería…”
“Y si me hubiera conformado con aquel trabajo…”

Hasta que una noche se decidió por un supuesto que siempre había temido plantearse, al tenerlo clavado en lo más profundo de sus sentimientos.

“Y si me hubiera casado con la Señorita Imaginación, en vez de con Doña Realidad…”

Desengáñese Don Hipotético, “los ysis” no han existido, ni existen, ni existirán… y tan sólo sirven para tener sueños, más o menos dulces.


2 comentarios:

Jose Marzo dijo...

Recuerdo, en mi adolescencia, que no se cómo, supongo que se los prestaba mi vecina a mi madre, rondaban de vez en cuando por mi casa unos 'Pronto' con unas portadas que te decían 'ven, ven, entra y verás carne, escándalo, vicio, y más cosas que mi mente (muy calenturienta) se imaginaba. Bueno, la verdad es que no recuerdo muy bien la línea editorial de esa revistilla, si es que tenía alguno, pero me acuerdo de una sección que duró varios números que se llamaba 'QUE HUBIERA SIDO DE MI VIDA SI...'
Dios, cuanto drama cabía en un folio, Shakespeare y Harold Robbins línea sí, línea no (y no lo digo por la calidad literaria -lo del inglés- sino por las historias, más grandes que la vida misma).
En resumidas cuentas, desde que el mundo es mundo, todos tenemos tesituras, y muchas veces nos equivocamos de camino al elegir. Es la realidad. Ay, pero que nunca, nunca, elijan por ti

El Ratón Tintero dijo...

Que nunca elijan por ti, o si te obligan a elegir entre A y B... elije siempre C.
Bajo presión, siempre la tercera opción.