sábado, 26 de abril de 2008

Marchaaaaando una de sol… bien despachao!!!

Aún falta para que llegue el verano, pero con las altas temperaturas que estamos alcanzando, nuestras playas se llenarán de personas tumbadas al tan ansiado sol.

Otro año más volveremos a tener blandas campañas, que no asustan lo suficiente a esa gran masa insensata; deseosa de cambiar su palidez invernal, por el perecedero aspecto tostado. Todos ellos olvidan que están enfrentando sus cuerpos a una de las fuentes de energía más potentes de la naturaleza. Porque hablamos de un enfrentamiento a dos bandas, y no nos engañemos, de este duro combate siempre saldrá perdiendo el mismo.

En una esquina del cuadrilátero, tenemos al órgano más pesado y extenso del organismo (3-5 kilos y unos 18 metros cuadrados). Pero hay más cosas que olvidamos, como que es un órgano inteligente con memoria, la piel “recuerda” toda la radiación que ha recibido desde la infancia. Es como si naciéramos con una “chequera solar”, más gruesa en unos que en otros, de tal modo que vamos arrancando cheques con cada exposición al sol. Cuando la chequera se agota, es cuando empiezan los problemas.

Y en el otro extremo del “ring” tenemos al sol, que es imprescindible para la vida y tiene efectos muy beneficiosos sobre el organismo. Es sabido desde siempre que el sol es fuente de vida, estimulando la formación de vitamina A y D, importantes para huesos y dientes. Sin embargo, si lo tomamos sin precauciones y de forma abusiva, puede ser nuestro enemigo más implacable.

La necesidad de prevención y protección de la piel es un problema importante de salud, no debemos tomarlo tan sólo como moda o estética. Antiguamente, y de esto no hace tanto, el tener la piel clara era signo de buena posición social, mientras que el estar moreno y hasta curtido por el sol era signo de las capas sociales más bajas, típico de los que trabajaban el campo o salían al mar a faenar.

Hoy día estos estereotipos sociales han cambiado, pero desgraciadamente también el sol, porque ya no es el mismo tampoco. Vayamos con los nuevos tiempos pero con inteligencia y sensatez. La información y los datos están ahí, también los medios para combatirlo. No nos comportemos como avestruces, escondiéndonos de la realidad, mejor escondámonos un poco del astro rey y no pongamos toda la piel en el asador.

6 comentarios:

Zeavran dijo...

Que razón tienes "ratona"; dice el refrán que nadie escarmienta en cabeza ajena... Cuando el señor Lorenzo dice ¡aquí estoy YOOOO...! hay que ponerse a temblar. Las modas cambian y la gente se deja llevar más por el qué dirán que por propia convicción

leila sand dijo...

Cada año se diagnostican entre 2 y 3 millones de nuevos casos de cáncer de piel en todo el mundo, más de 3.200 nos tocan a España. La exposición excesiva a la radiación solar, es una de sus principales causas.

Conocemos las recomendaciones, ahora sólo nos hace falta pensar que nos puede tocar a cualquiera de nosotros.

"No expongas tu piel al Cáncer".

Uno Kisses

PD Acertada opinión ratoncita.

e dijo...

por eso yo apuesto por llevar siempre sombrero.je,je,je...

Jabuga dijo...

Ya me direis a mi...que no me da el sol desde la última vez que fui a pescar almejas...allá por el año 91. ¡¡¡Qué insolación pillé por el ansia acaparadora de moluscos!!!(es que eran gratis...y no corrían).

Pero a la larga resultó ser una experiencia valiosa, porque no he vuelto a exponerme al sol más allá de diez minutos seguidos.
Ahora luzco una piel perfectamente alba, ideal para las fiestas góticas.

Siempre hay quien aprecie la palidez :)

Estoy con vosotros. El sol no es buen aliado de la juventud ni de la belleza.
¡Reivindiquemos el look vampiro!

Jabusss

Sacodearena dijo...

mañana compraré factor 50... jaja

Un beso

Jose Marzo dijo...

Pues anda que yo, que tengo el moreno albañil. Es cierto todo eso, yo tampoco he sido nunca muy partidario de la playa, y menos si no hay un chiringuito en condiciones cerca.