jueves, 4 de septiembre de 2008

Salud, Dinero y Amor. (Reeditado 8-9-08)

Eso nos decía aquella, más que versionada, canción. Y encima sentenciaba: “el que tenga estas tres cosas que le dé gracias a Dios”, como si fuera tan fácil.
Supongo que el orden al colocar las tres palabritas, sería para encajar letra y música, porque al menos yo no estoy de acuerdo tal cual. El dinero lo pasaría al último lugar, e incluso más allá.

Este verano, a parte de resolver Sudokus y escribir “ventoleras”, he estado leyendo cosas muy interesantes sobre taoísmo chino. Listos estos chinos, y profundos, tenemos mucho que aprender de esa cultura milenaria. Aunque creo que por mucho que conozcamos y estudiemos su cultura, siempre seremos diametralmente opuestos.

De entre todo lo que he leído, me gustó especialmente sus cuatro objetivos fundamentales; objetivos que ellos ordenan con una lógica aplastante.

Brindo la oportunidad para que los ordenéis según vuestro criterio y más tarde reeditaré con la solución del dilema.

Los 4 objetivos taoístas son:

Longevidad – Paz – Felicidad – Salud.

Hay 24 combinaciones posibles, así que ánimo y a dar con la correcta.

REEDICIÓN

Ahora pienso que intentar explicar, en este medio tan limitado, algo tan profundo y lejano como son los objetivos taoístas, es cuanto menos de una ingenuidad pretenciosa. Pero voy a tratar de hacerlo salvando errores, y teniendo en cuenta que no soy ninguna estudiosa del tema. Tan sólo alguien que ha leído algo interesante y quería compartirlo.

Empezaríamos por aquello que es capaz de moverlo todo, de ponerlo en marcha como motor de vida y que debería abarcar todos los aspectos de nuestra vida ¿qué podría ser? la felicidad.
Pero si algo caracteriza a la felicidad es su fugacidad, por eso si conseguimos una felicidad plena, entonces podemos alcanzar el segundo objetivo: la longevidad.
Ya tenemos una mente sana en un cuerpo sano ¿qué objetivo obtenemos con estos dos ingredientes? la salud. Si eres feliz durante una larga vida, eso nos daría el equilibrio necesario para una salud más allá de cualquier medicina.
Imaginaos ahora: eres plenamente feliz durante una larga vida, llena de equilibrio y salud… así conseguimos la paz.
Cuando tuve que hacer este mismo acertijo -yo también-, de entrada era de lo único que estaba segura, que la paz iría al final. El descanso que nos proporciona la paz al final de un largo camino.

1º - fu “felicidad”.

2º - shou “longevidad”.

3º - k’ang “salud”.

4º - an “paz”.

Espero que os haya servido de algo la reflexión a la que os he invitado, y la explicación dada. Si alguien quiere ponerlo en práctica, ahora os daré la primera lección de taoísmo, para comenzar los objetivos y alcanzar la paz; sería la siguiente:

“Aprender a ver lo que hay de bueno en lo malo y lo que hay de malo en lo bueno”

Ambas cosas son lo mismo, como el yin y el yan.

El perfecto equilibrio siempre.

23 comentarios:

Jaime Garcigonzález dijo...

Iba a poner las mías propias, pero después de la entrada que colgué hoy, callaré para ser consecuente.De todas formas, hay una que yo pondría la primera y creo que las demás vendrían como cosencuencia lógica: amarse a uno mismo con honestidad.

retje_robar dijo...

A ver si me sale.
Lo acabo de pensar es coherente, pero no se si mis razonamientos son tan lógicos como los chinos. Ya veremos.
SALUD: es lo principal, y sin ella no tendremos ni paz, ni felicidad ni longevidad (aunque conozco casos de enfermos eternos que entierran a todos los que les rodean).
PAZ: sin paz no habra felicidad.
FELICIDAD: como consecuencia de la paz y la salud.
LONGEVIDAD: consecuencia de todo lo anterior.
Así pues:
SALUD-PAZ-FELICIDAD-LONGEVIDAD

A cuanto se pagan los 2 aciertos?

Herodes de la Bética dijo...

Lo primero, me alegra verte de nuevo por estos lares. Espero que hayas disfrutado de unas merecidas vacaciones.Respecto a tu entrada, yo lo había pensado así: salud-felicidad-paz-longevidad... lo que no inventen los chinos, jejeje

El Ratón Tintero dijo...

Jaime: sin duda eso es lo primero. Si no empiezas por quererte a ti mismo, difícilmente te querrán.

retje_robar: templado templado... muevelos un poco a pares y ya lo tienes.

herodes: a mí también me alegra estar de vuelta, aunque para serte sincera, me costó partir de allí.
Oye una cosa, ¿te gusta jugar a cartas? porque las has barajado :-)
osea, ni una en el clavo.
Concéntrate en plan oriental e inténtalo de nuevo :-P

Tomás Ingelmo dijo...

He visto su comentario en mi recién estenado blog. Agradezco sus palabras de bienvenida y de paso decir que me me ha gustado entrar a curiosear por aquí.Por lo que veo,tendré que esmerarme en confeccionar las entradas porque aquí hay nivel.Y ya que he asomado las narices por aquí diré las mías:salud para alcanzar la longevidad;siendo muy, muy viejecitos,estaremos en paz y seremos felices.
Por cierto, el "tintero" es una pieza incrustada en cubierta, con un hueco donde encaja el mástil.

Pata Palo

Luz de Gas dijo...

Felicidad
Salud
Paz
Longevidad


Besos guapa

Jose Marzo dijo...

Mira Meli, no me hables de chinos que la frutería que estaba justo debajo de casa ha cerrado y ha faltado tiempo para que unos chinos que no saben nada de taoismo ni taichi, ni nada de nada, la hayan cogido estén a martillazos desde hace dos semanas. Lo menos que podían hacer es saludar, y tampoco. ¿Qué crees tú que elegirían ellos? Te lo digo yo; en primer lugar dinero.
Todo esto anterior no es reñirte, por supuesto. Es que los chinos ya no son lo que eran.

Mi orden sería: Salud, paz, felicidad, longevidad

El Ratón Tintero dijo...

Jose: hay unos 1.300 millones de chinos, y sería de ilusos esperar que todos respiren igual. Quizás yo he sido la primera en pecar, por parecer que generalizaba en mi entrada, cuando en realidad sólo quería hablar de Taoísmo.
Me has recordado a una familiar mía, de aquellas que emigraron a Alemania en los sesenta. Esta prima contaba cómo sus vecinos alemanes protestaban cuando ella ponía un puchero con “tos sus avíos”, y aquello cantaba mal para sus refinadas narices.
¡Con lo rico que está un pucherito! Reconozco que son peores los golpes que puedes estar soportando.
Ah, y ríñeme todo lo que quieras de esa forma como si fuera pequeña, que rejuvenece tela :-)

En cuanto a los objetivos taoístas, aún no ha dado nadie con la clave :-P

CosmopolitaSur dijo...

Creo (siento, sospecho) que estamos demasiado lejos del taoismo. No se si por nuestra forma de vida, por nuestra educación católico-consumista o por el precio de los calamares en salsa americana. Pero algo hay. Algo nos aleja de esa corriente de pensamiento.
De cualquier forma, pude disfrutar de un libro del tao en el que cada página venía escrita (¿dibujada?) con sus pictogramas en chino y en la página opuesta la traducción del pensamiento y realmente es una maravilla. Aunque llegue a entender todo el trasfondo de cada idea que allí plasmaban.

P.S. ¿Porqué ha pasado tanto tiempo desde la última vez que pasé por aquí?

CosmopolitaSur dijo...

(Evidentemente, en mi última frase falta un NO que le da algún sentido: Aunque NO llegue a entender todo el trasfondo de cada idea que allí plasmaban).

El Ratón Tintero dijo...

Cosmo: Siempre me alegraré de tu vuelta. El caso es que vuelvas, ya sea como el turrón en Navidad, con las primeras calores del verano… o como ahora, con las primeras lluvias del esperado otoño.
Yo te estaré esperando ;-)

Anónimo dijo...

Paz, tranquilidad y silencio son las tres virtudes fundamentales del Taoísmo.
Mi opinión es que nunca nadie alcanzará la felicidad hasta que deje de buscarla. Mi mayor felicidad consiste precisamente en no hacer absolutamente nada que esté calculado para obtener la felicidad. Y esto para mucha gente es la peor conducta.
Lao Tse.

El Ratón Tintero dijo...

Anónimo o Lao Tse: Yo hablaba de objetivos taoístas para llegar a las virtudes, de las que tú muy bien hablas.
Según el maestro taoísta Hsien la principal virtud es “wu wei”= “inacción”. No interferir en el proceso natural de las cosas, “no remover las aguas para no enturbiarlas”, y actuar sólo bajo la moderación del Tao.

JL Martínez Hens dijo...

Gracias por tu traducción francófona. En cuanto a tu entrada, yo antepondría la felicidad (que incluye paz y amor) a todas, luego la salud. La longevidad porque llegar a viejo sin felicidad ni salud no debe ser muy agradable. Y luego en cuanto al dinero es simplemente necesario y más vale no pensar en el poderoso caballero demasiado.

Jaime Garcigonzález dijo...

Filmé Lao Tsé pelo soy Jaime-San.
Honolable latón tintelo sabel "wu wei":yo sabel VELY VELY GÜEL,lascal güebos todo tiempo.
También tenel "Chop Swei", pelo sel comida invento chino-amelicano San Flancisco y no selvil pala alcanzá Tao, sino pala W.C.

Leila Sand dijo...

Salud por encima de todas las cosas.

叶公子高看起来很喜欢龙。他住的屋子里,墙壁上、天花板上画着龙,梁柱上雕着龙。
天龙听说叶公这样喜欢龙,就降下来看看叶公。把头从窗口伸进去窥视,尾巴拖到厅堂里。叶公一见到真的龙来了,就吓得面无人色、丧魂失魄,掉头就跑。
这样看来,叶公喜欢的并不是真正的龙,而是那种似龙而非龙的假龙啊!

Hale, hale!!!! ahí os dejo yo tb unos deberes.

Uno kisses pa to los chinos

El Ratón Tintero dijo...

¡Lo que me he reído con este par de dos!, Jaime-San y Leila Sand... mira hasta ahora no me había dado cuenta de lo chino que suena tu nick :-D

JL: hasta ahora eres el que más se ha acercado. Buen intento.

No desesperéis que en breve reeditaré con la solución. Mientras, podéis seguir meditando, que es muy saludable ;-)

El Ratón Tintero dijo...

Más deberes para Leila Sand, por ser una alumna tan aplicada.
Aquí tienes tu texto en inglés. A ver que dice:

"The leaf son looks like high likes the dragon very much. He lives in the room, in the wall, the ceiling draws the dragon, on the beam column is carving the dragon. The day dragon heard that Ye Gong likes the dragon like this, descends fall has a look at the leaf male. Extends the head from the window peeps, the tail tows to the main hall. As soon as Ye Gong saw that the real dragon has come, frightens the ghastly pale look, the mourning soul to lose the soul, turns around runs. This way, Ye Gong likes is not the genuine dragon, but is that kind resembles Long Erfei the dragon the false dragon!"

:-P

leila sand dijo...

Jajajajajaja, aynsssss mi niña!!! q vale un potosí, q rápida eres, buen manejo de San Google.

Uno kisses y a ver cuando cohone te lo doy.

Jose dijo...

JAJAJAJA, el texto es muy bueno, sobre todo la segunda parte, tendremos que leerla varias veces para captar bien todos los matices, pero los comentarios..... no he dejado de reírme (sobre todo en los últimos). Un besazo Ratona
PD. Veo que cuando te da por algo profundizas a base de bien... todo esto de Taoismo este verano mientras te peleabas con las olas y los chiringuitos......

El Ratón Tintero dijo...

Sí Jose, tengo comentaristas asiduos con sacapuntas de colorines :-)
Lástima que no hayas llegado a tiempo para intentarlo tú también.

Es curioso, pero la mayoría ha puesto primero la salud, y lo último la longevidad.
Deduzco que nosotros solemos ordenar por orden de prioridad.
Nos preocupa la salud, los años que sean pero sanos.
En cambio los orientales lo hacen como una cadena, sucediendo un concepto al siguiente.

El único que lo ha explicado así ha sido retje_robar, aunque no acertara con la combinación ;-)

retje_robar dijo...

Si es lo que tengo, que soy muy aplicado pero siempre razono al revés. Así me va. :->

xabicevic dijo...

Pues yo si encontrase esparcidas en el tiempo 4 lamparas de las que vienen con genio dentro y la opción de pedir un deseo:

-Al primer genio le pediría felicidad. No me interesa ni la salud, ni la longevidad ni la paz si no voy a ser feliz.

-Al segundo le pediría salud. Sí, ya soy feliz, pero es que este catarro me está matando...

-Al tercero le pediría la paz. ¿Longevidad para vivir en guerra? ¡Vaya chorrada!

-Y al cuarto pues una vez conseguidas la felicidad, la salud y la paz, sería una pena que sólo durase dos días: La longevidad