lunes, 24 de marzo de 2008

Para la geometría de tu cuerpo.

Sólo mis manos como palos,
dos leños ardientes
conocen la alegría de tus carnes.
Para el abrazo me rodeas
con eficacia de amante,
instinto de mujer.
Sonríen estremecidos nuestros vientres,
y el mundo es una gran cama blanca.

Mis manos son entonces,

dos llamas triunfantes
y tu boca abierta el deseo primigenio.
Gastemos, despedacemos el instante
para comenzar de nuevo.
Eres, mujer, mi copa de cristal única,
continente de mis risas y mis llantos,
de lo que mis ojos tienen de humano.

Y tú, ¿aún deseas un caramelo?
Intactos, los pasteles caducan.

J.A. G.A
EL BLOG DEL MARQUÉS

3 comentarios:

Jose Marzo dijo...

Bueno, no sabría en este momento que decir a ésto. Es como si el pasado acabara de llamar a la puerta, y yo supiera quién es.
Después de ver las cosas que escribes e incluyes en tu blog, es un honor formar parte de él, aunque sea con algo de hace varios años. Te lo agradezco.

El Ratón Tintero dijo...

No me vas a creer, pero la estaba editando cuando me han entrado tus comentarios. Ha sido una curiosa coincidencia.
Y el honor es siempre mío de tener amigos tan poetas :-)

Avalon dijo...

Hola

Very nice blog , need to learn some spanish :-)

Avalon