domingo, 4 de mayo de 2008

Escala de valores.

Un profesor, delante de su clase de filosofía, sin decir palabra cogió un frasco grande de cristal y procedió a llenarlo con pelotas de golf.
A continuación tomó un bote de canicas y las volcó dentro del frasco, llenando los espacios vacíos entre las pelotas de golf.
Luego cogió una caja llena de arena y la vertió dentro del frasco también. Por supuesto, la arena rellenó todos los espacios que quedaban libres.
Y por último, agregó dos tazas de humeante café al contenido, que naturalmente el frasco admitió también.

Al fin el profesor dio a sus alumnos una explicación a todo esto:

“Quiero que se den cuenta cómo este frasco representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes, como la familia, los hijos, la salud, los amigos... Son cosas que aunque perdiéramos todo lo demás y sólo quedaran éstas, nuestras vidas aún estarían llenas. Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa, el coche, etc. La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.
Si pusiéramos primero la arena en el frasco, no habría espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida. Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes. Así que ocupaos primero de las pelotas de golf, de las cosas que realmente importan. Estableced prioridades, el resto es sólo arena, y encuentra su hueco si les prestamos atención al final”

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café. El profesor sonrió y dijo: “Es para demostrarles que no importa cuan ocupada pueda parecer nuestra vida, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo”.


5 comentarios:

Leila Sand dijo...

Yo no sería nada sin mis pocos amigos.

Uno kisses ratoncita

Jose Marzo dijo...

Vamos a ver: primero te tomabas el café y luego... ¿qué es lo que se echaba segundo? ¿Tiene que ser forzosamente café y no otros 'estupefacientes'?

Meli, esa organización tan perfecta me parece a mi que acaba rompiendo el frasco de cristal en mil pedazos. Me parece más bien que el caos es el que domina nuestras vidas y sus pasiones.

El Ratón Tintero dijo...

Hay muchos cuentos por el estilo, todos en la línea de hacer una parábola de la vida. Difícil empresa sin lugar a dudas porque cada uno interpreta la vida como la feria... según le va. ¿Que suenan a cuentos chinos? Apelaremos entonces a la sabiduría oriental, que algo de razón tendrá, aunque sea por milenaria.

Jabuga dijo...

¡¡¡Y al refranero!!!, que no por castizo es menos acertado :) y nos separa un poco de esta matemática visión de la vida.

P.D.:Leila yo también te quiero :**
P.D.2: Uyyy que has dicho "amigOs"...serás jodía!!

Jabusss

leila sand dijo...

Jajajaja, sacando punta a una bola de billar????.

Yo tb te quiero.

Unos Kisses