jueves, 15 de noviembre de 2007

¿Por qué un blog?

Quizás debía haber comenzado por aquí mi blog. Antes de nada reflexionar, y después exponer algo a modo de “declaración de intenciones”. Sí, eso hubiera estado bien. Pero aparte que ya es un poco tarde, o como dicen los ingleses: “No llores sobre leche derramada”… la verdad, entonces no sería yo la autora de este blog. La cosa va más por impulsos y escribir tiene mucho de eso. El que escriba me entenderá.

Vamos por partes.

¿Desde cuando escribo?, yo creo que desde antes de aprender literalmente a escribir. Porque aún me sigue sucediendo: primero escribo toda o casi toda la historia en mi cabeza, y después lo plasmo del tirón. Cuando no sabía por mi corta edad, se quedaría en algún rincón de aquella cabecita con dos coletas; seguro.

¿Por qué escribo?, no tengo ni la menor idea, lo juro. A veces, muchas veces, la mayoría de las veces he pensado que es otra dentro de mi la que lo hace, y no yo. Sólo sé que eso está ahí, tiene que salir, y más tarde o más temprano todo sale.

Y por último: ¿por qué hacerlo público por aquí? Porque esto es un proceso: primero escribes para ti solo, después vas venciendo las vergüenzas, y por último es un auténtico disfrute compartirlo. Si compartes siempre hay un “feedback”, algo te viene de vuelta que te enriquece, que te orienta y que te anima a seguir haciéndolo.

Y después de esta “auto entrevista”, con las tres preguntas del concurso respondidas, ¿Qué más puedo decir? Si has llegado hasta aquí leyendo, se me ocurre: “Un escritor no leído, no es un escritor; es simplemente alguien que escribe”.

Ah… y sobre todo, gracias siempre por leerme.

5 comentarios:

Cosmopolita Sur dijo...

Sólo discrepo en el planteamiento de que un escritor no leido no es un escrito... ;)

El Ratón Tintero dijo...

Me gustan las discrepancias Cosmo, de hecho yo soy una discrepadora nata :-P
Pero pienso que al lector hay que darle su sitio, y a mi me gusta mimarlo. Alguien que emplea su preciado tiempo en leerme, tiene todos mis respetos. Cuando escribo, después de "soltarlo", todas mis relecturas y correcciones van hacia la simplificación. Mi objetivo es claro: que cale, que se le cuele por alguna rendija por ahí entreabierta.
Siempre hay algún despistado que se le olvida blindar la coraza que todos llevamos puesta... ;)

Isa dijo...

Compañera, aquí me tienes, dispuesta ya a no faltarte (a no faltaos). Me uno a la incipiente aventura, prolongación de varios años de sueños, de ilusiones y de ganas de ofrecer y recibir todo lo que sé, podemos darnos. Enhorabuena por este espacio al que te has asomado, invitándonos a todos. Creo que no eres plenamente consciente de tu creatividad y de la generosidad que albergas. Encantada estoy de que algunos de mis pasos se acompañen de los tuyos.Besos y más besos.

Isa dijo...

¡Ah! Estamos de acuerdo. El lector acaba por dar toda su forma a lo que fue creado para ser leído.

Zeavran dijo...

Efectivamente todo lo que se hace tiene su motivo; lo lectores necesitamos de los escritores(autores); es un complemento y un creador que no expone su obra ¿qué sentido tiene crearla? ¿Por satisfacción propia? ¿Habrá más satisfacción que ser reconocida después de una creación?
Ánimo querida "ratona" que tus incondicionales estamos impacientes por recibirte en nuestras vidas.